Los Javis rompen

-Javi. 

-Dime Javi. 

-Esto no funciona.  

-¿El qué? 

-Lo nuestro.  

-¿Nuestra relación? 

-Sí.  

-¿Qué estás diciendo? 

-Que no va.  

-Tonterías. Funciona perfectamente.  

-No, Javi.  

-Sí, Javi.  

-No, Javi.  

-Sí, Javi.  

-¿Lo ves? A esto me refiero.  

-¿A qué? 

-A que tú eres Javi.  

-… 

-Y yo también soy Javi.  

-Pero somos dos Javis diferentes.  

-¿Cómo lo sabes?  

-Pues… ¡porque somos dos personas distintas! 

-¿Seguro? 

-Pues claro. Yo soy Javi y tú eres Javi.  

-Exacto. Los dos somos Javi  

-¡Pero no el mismo Javi! Dos Javis distintos.  

-No sé, Javi… 

-Claro que sí, Javi.  

-… 

-… 

-Javi… 

-Dime Javi… 

-¿Cómo puedes soportar esto? 

-¿El qué? 

-Que los dos seamos Javi.  

-¡Pero es que no lo somos! 

-¿No sientes un peso que te oprime en el pecho? ¿No amaneces cada mañana con angustia en el corazón? ¿No te levantas de la cama agobiado, pensando en la infinita confusión que te va a deparar el día? 

-¿Has bebido?  

-No. 

-¿Has tomado mdma? 

-Tampoco 

-Entonces ¿a qué viene esto ahora, Javi?  

-Estoy angustiado, Javi… 

-No tienes motivo, Javi.  

-Cada minuto que paso contigo es una pesadilla, Javi.  

-¿Qué coño dices, Javi? 

-Lo siento, Javi… 

-Nuestra vida no es ninguna pesadilla ¿vale? Nos va de puta madre. ¡Somos los putos Javis, joder Javi!  

-Javi… 

-¡No! Repite conmigo: somos los Javis.  

-Javi… 

-¡Repite! Somos los putos Javis.  

-Somos… 

-Vamos.  

-Somos… los putos Javis.  

-¡Los putos Javis, Javi! ¡Somos los putos Javis!  

-Javi…  

-¿Qué? 

-No creo que pueda con esto.  

-Claro que puedes.  

-No, no puedo. Me sobrepasa. ¿Quién soy? ¿Quién eres? ¿Qué somos? 

-¡Eres Javi, yo soy Javi, somos los Javis! ¿Qué coño te pasa, Javi? 

-¡Zozobra, desconsuelo, desazón! Eso es lo que me pasa.  

-Pero si somos los Javis, joder. Los Javis no se desazonan.  

-Estoy confundido, Javi. No sé qué es real y que no.  

-Pero… 

-¿Yo soy real? ¿Eres tú real? 

-¿Has estado leyendo otra vez? 

-Yo… 

-Te has tirado toda la noche leyendo a Max Planck ¿verdad? 

-Lo siento… 

-¡Pero Javi! 

-¿Sabías que la hipótesis de Planck otorga un carácter corpuscular, material, a un fenómeno tradicionalmente ondulatorio, como la radiación? 

-Mira Javi… 

-La teoría además supone el paso de una concepción continuista de la Naturaleza a una discontinuista, que se pone especialmente de manifiesto en el estudio de la estructura de los átomos, en los que los electrones sólo pueden tener un conjunto discreto y discontinuo de valores de energía. 

-… 

-Javi… 

-Dime Javi… 

-¿Cuál es tu segundo nombre? 

-¿Perdona? 

-¿No tienes un segundo nombre? 

-No.  

-¿Puedo llamarte Enrique? 

-¿Qué cojones dices? 

-A ti te daría igual y a mí… me daría la vida, Enrique.  

-¡No me llames Enrique!   

-¿Óscar? 

-¡No me llames Óscar! 

-Lo siento. No creo que pueda con esto.  

-¿Tienes celos, verdad? 

-¿Celos? ¿De qué? 

-De mí.  

-¿Qué dices? 

-Te jode que los fans me griten “¡Javi!” cuando nos ven por la calle. 

-No te gritan a ti, me gritan a mí.  

-Más quisieras.  

-No, más quisieras tú.  

-Gritan Javi.  

-Exacto. Gritan Javi.  

-Pues eso, me gritan a mí.  

-Y una polla.  

-Que te den Javi.  

-No, que te den a ti Javi.  

Alberto López
Alberto López es guionista. "Siete Vidas", "El Intermedio", "El Ministerio del Tiempo", GQ, Cinemania o El Mundo Today han tenido la suerte de poder contar con su pluma. También ha escrito para Paquirrín.

Más cosas