Cuando me di cuenta que los jugadores de fútbol mandaban dobles al terreno de juego

Hacía tiempo que algo no encajaba en los partidos de primera división. Karim Benzema no marcaba goles, Piqué no defendía con la solvencia con la que nos tenía acostumbrados… ¿pero? ¿Qué? Joder Julio, hazle zoom a Benzema en la cara ¿desde cuándo tiene los ojos tan separados tío?

Y así fue cómo me di cuenta que los jugadores de primera división ponían dobles en el terreno de juego para quedarse ellos en casa y así evitar los crecientes robos en sus hogares.

Los ladrones aprovechaban (fruto de la ostentación de los jugadores) cuando estos tenían partido para entrar y robar en sus hogares. Estas desgracias muchas veces ocurrían cuando sus familiares estaban dentro de las casas.

Pero esto acabó el día que los astros del fútbol decidieron poner punto y final a esta situación y mandar dobles al campo. Para contratarlos, simplemente se guiaban por el parecido físico, no entraba dentro del casting la calidad futbolística. En el Fútbol Club Barcelona ni empeoraría la calidad del fútbol. 

Sí, sus equipos perderían, obtendrían peores resultados pero ellos se encontraban agazapados con un palo y una piedra esperando a que alguien entrara por la ventana. También era jodida su parte. Para los que os ronda la cabeza si no era más fácil simplemente no presumir de su maravillosa vida de multimillonario, la respuesta es NO. ¿Para qué quieres entonces jugar al fútbol si no puedes subir como te comes un filete bañado en oro? ¿Qué sentido tiene la vida entonces? 

Los astros se sometieron a un fuerte entrenamiento basado en los métodos del ejército de Andorra, mediante el cual aprendieron técnicas de defensa personal así como perfeccionaron sus dotes de ingeniería fiscal. 

¿Que por qué no mandaban a los dobles a casa y ellos jugaban al fútbol? Por favor, ¿qué caco se hubiera creído a un Piqué de metro setenta que no huele a feromonas?

Fin de la investigación. 

Ángela Hayes
(Granada, 1999) ex lingüista moderna, ex filóloga y proyecto de muchas cosas. Actualmente viviendo el sueño catalán

Más cosas