¿Conoce usted las frutas?

Aprenda la forma adecuada de comerlas

A pesar de millones de años de evolución y aprendizaje, para muchas personas sigue siendo un misterio la manera correcta de comer fruta. Esta pequeña guía les ofrece la forma más adecuada de consumir algunas de ellas.

Plátano

Estrújelo por la parte inferior en la que se encuentra el rabillo. Esto impulsará el fruto por los aires. Abra la boca y espere a que caiga por gravedad.


Naranja

Usted tiene 2 formas de pelar una naranja:

1) Utilice un cuchillo mondador Victorinox®. Realice un corte en la base y en la parte superior y luego coloque la naranja en una superficie estable. Retire el resto de piel efectuando cortes de arriba hacia abajo y paralelos a ras de pulpa. Una vez pelada, retire los gajos.

2) Permita que un vehículo de automoción pesado pase varias de sus ruedas por encima de la naranja. Retire cualquier impureza y sorba el líquido resultante directamente del asfalto.


Manzana

Llame a un familiar cercano, de ser posible un hijo, y váyanse juntos a un bosque. Ponga su manzana encima de la cabeza de su familiar. Utilice un arco para disparar una flecha contra la manzana. Consuma la manzana sujetándola por la flecha a modo de espeto. Nota: De haber atravesado la cabeza de su familiar, proceda como en el caso del coco.


Tomate

Para consumir el tomate y, además, de forma gratuita, súbase a un escenario y cuente un mal chiste. Espere con los ojos cerrados y la boca abierta.


Piña

Proceda igual que con el método 1 de la naranja, pero aplique más fuerza, paciencia y tiempo. Si no dispone de un cuchillo mondador Victorinox®, cómprelo inmediatamente. Mientras espera a recibirlo, ingiera piña desaborida y enlatada adquirida en cualquier supermercado.


Aguacate

Aplique un corte vertical. Gire con la muñeca y separe las dos mitades. Para extraer el hueso, aplique un golpe seco al mismo con la parte afilada del cuchillo con mucho cuidado. Vaya al hospital si no consigue contener la hemorragia. Deje que la enfermera cosa la herida de su mano. Al regresar a casa, consuma su aguacate ya pocho intentando no ensuciarse la venda.


Pepino

Muchos desconocen que el pepino, al igual que el tomate, es una fruta. También es común que muchas personas confundan esta fruta con un consolador introduciéndoselo por diferentes partes de su anatomía. Pero el pepino es una fruta, normalmente alargada y verde, con un alto contenido en ácido fólico y vitamina C. También aporta minerales como el potasio, el fósforo y el calcio. En la piel es donde reside el mayor contenido de fibra y vitamina A, con lo que no recomendamos pelarlo. Lávelo y consuma tal cual, realizando pequeños mordiscos en un movimiento espiral de arriba hacia abajo.

En el caso de que vaya a utilizar el pepino para satisfacer sus deseos sexuales, lávelo, pero tampoco lo pele, la rugosidad característica de la piel es un elemento clave para una mayor satisfacción. Desnúdese, o en su defecto, desvístase de la parte inferior de su atuendo y de cualquier prenda interior, agáchese, separe bien las piernas y, tras lubricar el pepino con vaselina neutra, introdúzcaselo muy hondo por el orificio escogido sin que llegue a escurrírsele por completo en el interior. Sáqueselo. Vuélvaselo a introducir. Sáqueselo. Introdúzcaselo otra vez. Repita las veces necesarias incrementando progresivamente la velocidad hasta alcanzar el orgasmo requerido. Tras fumarse un cigarrillo y decirle al pepino lo mucho que le quiere, compre un cuchillo Victorinox®.


Coco

Los cocos son la fruta más fácil de consumir de la naturaleza. Solo ha de disponer de un edificio con la altura adecuada, subirse a él y dejarlo caer. Si el coco tiene un peso equivalente a 680 gr. y el edificio, por ejemplo, es de 19 plantas, la fuerza antes del impacto será equivalente a 3865 Newtons, esto es, 394,12 kilopondios. Esto es fuerza más que suficiente para abrir cualquier coco. Pero en aquellos casos en que el coco parezca especialmente resistente, considere aplicar una fuerza adicional con el brazo. En esos casos especiales, lance el coco hacia el suelo desde lo alto del edificio con un movimiento pendular. El coco se abrirá esparciéndose en un radio de, por término medio, 280 metros. Encuentre y recoja los fragmentos del coco y consuma.


IMPORTANTE: Asegúrese de que al lanzar el coco no haya nadie pasando en ese momento por debajo del edificio que ha escogido. De otro modo, el coco se partirá pero también partirá el cráneo de susodicha persona. De ocurrir este hecho, baje a toda velocidad del edificio, encuentre a la persona sobre la que ha caído su coco, meta el cadáver en el maletero de su vehículo y conduzca durante horas. Si escucha sirenas, acelere. Escoja una carretera alejada de las vías principales. Encuentre un bosque profundo e inhabitado. Consuma el coco mezclado con los sesos del cráneo partido del cadáver con una cucharita de café. Entierre el cadáver. De regreso a casa, no se olvide de comprar un cuchillo Victorinox®.

Toni Cifuenteshttps://autotomiarelatos.wordpress.com/
Toni Cifuentes es guía, corrector de textos y escritor (cuando puede o le dejan).
Artículo anteriorOda a la hamburguesa
Artículo siguienteBienaventurazas_OK_Definitivo.doc.

Más cosas

Oferta irrechazable de una ONG

Opiniones

Tarde de domingo