Carta al defensor del consumidor. Asunto: Ómicron

Les escribo esta carta porque la pasada semana adquirí los servicios del producto Ómicron de la compañía SARS-COVID 19 y he salido muy decepcionado con la experiencia.  

Escribí al departamento de atención al cliente para hacérselo saber, adjunto transcripción de la comunicación:

A la atención del departamento de atención al cliente.

Adquirí el producto Ómicron el martes 4 de enero y la experiencia no podría ser peor.

Deberían sancionarles por publicidad engañosa.  Según hacen saber cuando adquieres Ómicron, obtienes la experiencia de un resfriado común y nada más lejos de la realidad. He tenido fiebre, me duele todo el cuerpo y tengo la sensación de que he sido golpeado en el pecho por una patada giratoria de Chuck Norris.

El modo multijugador ha fallado, el prospecto indicaba que al adquirir este producto todo mi entorno también disfrutaría de las ventajas de Ómicron, pero nadie más se ha podido unir a mi partida. Me estoy pasando la experiencia en modo historia. Monótono y decepcionante.

La empresa no acepta devoluciones hasta dentro de 7 días siempre y cuando un test de antígenos de negativo. Test que, por supuesto, no viene incluido en el paquete básico, es una expansión que hay que pagar a parte.

Muy decepcionado con la experiencia, me seguiré quedando con el juego original: resfriado común.


Ante tal carta, la empresa, lejos de indemnizarme o disculparse si quiera por tan nefasto servicio, me envió la siguiente comunicación:

Apreciado cliente,

Agradecemos enormemente su crítica, pero nos vemos obligados a puntualizar algunos de los comentarios vertidos por usted en ella.  

En primer caso, usted no especifica donde adquirió su producto y lamentamos informar de que existen muchos puntos de venta fraudulentos. Por favor, asegúrese de obtener su producto en un punto de venta oficial Ómicron.

Lamentamos que los síntomas no sean los que usted deseaba, pero recordarle que el dolor en el pecho también puede deberse a la ansiedad fruto de tener un trabajo precario sin futuro, tener más de 30 años y residir con sus padres.

En cuanto a la experiencia compartida, es recomendable mantener contacto con su entorno para que pueda conectar el virus con otros jugadores. Nos consta que es usted una persona con tendencias antisociales y rehúye el contacto físico.

El producto es bueno, pero no obra milagros. Trate de darle un abrazo a sus seres queridos de vez en cuando.

La cepa nos ha indicado que la experiencia para ella tampoco ha sido gratificante. Ha indicado y citamos textualmente: » El sujeto responde a las características básicas de cualquier hombre blanco heterosexual de clase media: victimista, quejica y a la más mínima muestra de malestar tiende a exagerar los síntomas para poder ser el centro de atención constante»

Le informamos también que nuestro departamento de I+D ya está trabajando en una nueva variante y se tendrán en cuenta sus consideraciones.

Esperemos que se replanté sus opiniones y que siga contando con nuestros servicios en un futuro próximo.

Saludos cordiales.


Sirva esta carta para elevar a las instancias pertinentes mi queja sobre ese producto y para denunciar las vejaciones públicas a las que la empresa me ha sometido.

Por lo que exijo lo siguiente:

–       Que me sea devuelto, a la mayor brevedad posible, el dinero gastado en test de antígenos.  

–       Una indemnización que resarza los daños morales causados.

–       La retirada inmediata del mercado del producto Ómicron.

–       Por último, una disculpa pública por parte de la empresa.

Mis más cordiales saludos.

David Gil

David Gil
Es asistente del director regional en Tarantos Comedy y trabaja en una funeraria, dice que no se ha follado nunca a un cadáver.
Artículo anteriorFrases célebres
Artículo siguienteNacho sense formatge

Más cosas