420 palabras que afirman lo sano que es el amor hasta que sale el temita del tubérculo

-No olvidaré nunca lo que me has hecho…

-Entiendo este rencor, pero, respeta mi decisión.

-Nunca David, nunca…

Esas fueron las últimas palabras que escuchó de Cristina, se marchó y dejó la misma sensación que deja el perder un autobús por segundos. David, no supo qué decir, solo la vio marchar, al igual que el aspirante a pasajero ve marchar el autobús.

-Aquí tiene, batata en vez de patata, señor. Buen provecho

-No crees que el enfado ¿es un pelín desmesurado?- Padre de David-

-Cristina es impulsiva… y le gustan mucho las patatas.

Cuando terminó el convite y vista la huida de la novia, David se marchó al hotel solo y triste. Pero la noche no había terminado ahí.

El nuevo novio sin novia no veía vien vivir tan violentamente con una novia desviada a la virtud vivalente de los seres vivos tan desquevrajados* Vamos, que se había casado con una L-O-C-A.

-Qué hago… se ha ido en mitad del convite… No llevamos ni tres horas casado y ya la ha liado… Necesito aclarar mis ideas, así no puedo irme a dormir.

Cuando dejó de hablarle a la farola, David entró en «La consulta Dra. Amiga»** Allí, había multitud de novios y novias recién casados que no pasaban por sus mejores momentos de matrimonio, seguramente juntando las horas de casamiento de todos esos cachorros malheridos, no hacían ni catorce (Una eternidad para algunos). David, sentado en la barra, solo pensaba en una cosa.


-Quiero cambiar.

De pronto, como si esto fuera un relato breve y no pudiera extenderme mucho en la historia. Apareció Susana.

-Hola, veo que vienes de un entierro.

-Ya me gustaría… vengo de mi boda, aunque… El ambiente final ha sido como un funeral.

-Entonces vienes de un entierro, lo que digo.

-Sí… supongo.

Así, empezó una conversación de horas, donde Susana y David, se conocieron todo lo que el ruido permitía. Rieron mucho, Susana era una chica inteligente y con sentido del humor, justo lo que David necesitaba en ese mome…

-¡YO QUERÍA PATATAS!- De pronto una mujer de blanco entró y le alojó un objeto entre la L2 y la L3 de David***, que cayó desplomado con una sonrisa como si hubiera posado en una foto diciendo: “P-A-T-A-T-A”.  ¡VIVA EL AMOR!

*Saludos a la R.A.E. y a Toni Cantó (A lo mejor él no se ha dado cuenta.)

** Bar donde tienes tres opciones de salida= a) Ebrio b) Apuñalado c) E.T.S. De todo menos amigable era el sitio… je je.

*** ¡Premio! Opción B.

Santiago Caballero Díaz
Escribo teatro y lo unico que me gusta del ser humano es la risa. Que se mueran todos los hijos de puta, yo el primero.

Más cosas