4 ideas espantosas de concursos televisivos para un mundo futuro hiperpoblado

La ruleta eyaculativa (o Bukake Roulette!)

En un futuro en el que el control de la población es muy estricto y muy pocas privilegiadas que lo soliciten pueden tener descendencia, un programa ofrece la posibilidad exclusiva de ser madre en una ruleta muy particular.

Hay varias pruebas (salto con pértiga, 400 metros lisos, cálculo mental, esgrima, memoria, etc.) donde se obtienen puntos y se demuestra la valía física y mental de cada participante.

Estos puntos permiten a las concursantes colocarse más cerca o más lejos y en diferentes posiciones en un círculo alrededor de un hombre.

El hombre del centro lleva seis meses sin masturbarse y sin mantener ningún tipo de relación sexual.

Una vez que las concursantes están situadas alrededor y en la mejor posición según los puntos obtenidos, la ruleta de mujeres empieza a girar.

Aquella que reciba el esperma del hombre tras su eyaculación podrá ser fecundada y, por tanto, convertirse en madre.


En el centro de la ruleta (o The Lucky Stallion!)

Es un spin-off de La ruleta eyaculativa.

Un grupo de hombres que desean ser padres compiten para ver quién es el que ocupa el centro de la ruleta.

Para ello, se realiza un seguimiento previo mediante cámaras a lo largo de seis meses, en los cuales todos los aspirantes no pueden masturbarse ni mantener ningún tipo de relación sexual.

Tras este periodo comienza el programa en sí en el que se realizarán distintas pruebas de intelecto y de fuerza con el objetivo de seleccionar al mejor futuro padre.

Las pruebas las hacen completamente desnudos.

Una vez escogido el ganador, según la mayor puntuación obtenida, el escogido podrá situarse en el centro de La ruleta eyaculativa.


Catapulta a tu bebé (o Catapult Your Baby!)

Este concurso pretende ser una criba para seleccionar a padres y  madres que se han saltado la ley y han tenido hijos sin autorización del gobierno.

Esta última oportunidad permite que solo lo más aptos, con mejores reflejos, más rápidos y más resistentes obtengan el permiso adecuado y legalicen a su bebé.

En definitiva, Catapulta a tu bebé es una forma de controlar el exceso de población y los nacimientos indebidos con una carga de acción y emoción nunca antes vista.

Los bebés ilegales son lanzados con pequeñas catapultas, y los padres y madres han de cogerlos antes de que lleguen al suelo o se golpeen contra algún obstáculo.

La distancia, la complejidad y dificultad de estos obstáculos en diferentes escenarios va en aumento ronda tras ronda hasta que, al final, solo queda una pareja con un bebé vivo.

Esa pareja es, por tanto, la ganadora, que podrá conservar a su bebé y tramitar todos los documentos de legalización.


Lanzallamas ciego (o Blind Flamethrower!)

Es una variante de Catapulta a tu bebé mucho más extrema.

A un miembro de cada pareja se le instala un lanzallamas en la cintura apuntando al suelo y se le coloca una venda para que le sea imposible ver.

Este lanzallamas humano ha de entrar en un recinto cerrado con diferentes obstáculos.

La otra pareja se sitúa fuera del recinto vallado.

Dentro de ese recinto se encuentran los bebés de todas las parejas participantes.

Se pone un cronómetro en marcha y la pareja del exterior del recinto ha de dar indicaciones para evitar achicharrar a su bebe, buscando (como no podía ser de otra manera) chamuscar a los bebés del resto de parejas.

La incineración por error de alguna de las otras parejas participantes es sancionable con la eliminación inmediata del bebé de esa pareja.

Así, los participantes deben de tener mucho cuidado de no chamuscar al resto de parejas e ir en busca solo de los bebés de las parejas contrarias.

Emoción garantizada y población mundial a rajatabla.

Toni Cifuenteshttps://autotomiarelatos.wordpress.com/
Toni Cifuentes es guía, corrector de textos y escritor (cuando puede o le dejan).

Más cosas